Invertir en ETFs

Súmate a las ventajas de una cartera diversificada con total flexibilidad.

Un fondo cotizado (ETF) te permitirá diversificar tu cartera de forma sencilla, logrando una exposición a un índice, cesta de valores o sector rápidamente y con costes reducidos.

A diferencia de los fondos tradicionales, los ETFs tienen la ventaja de cotizar en bolsa, lo que facilita poder comprar o vender en cualquier momento del día y la flexibilidad de lograr su exposición al índice o sector deseado de forma flexible. Los ETFs son fondos indexados, es decir, replican la cesta sin que intervengan decisiones subjetivas, lo que les permite reducir considerablemente los costes de gestión.

¿Por qué operar
ETFs con DIF?

Comisiones transparentes de acceso

Las tarifas para tu negociación son las mismas que para las acciones y dependen del mercado y del importe de la operación. Sin sorpresas, con total transparencia.

Acceso directo

Disfruta de acceso directo a la negociación de ETFs en tiempo real. Control de tus posiciones en una única cuenta en nuestra plataforma de negociación descargable, online o en tu móvil.

Gestión de riesgo

Los ETFs proporcionarán a tu cartera una diversificación instantánea. Podrás combinar ETFs que cubran varias clases de activos, sectores y geografías.

Ventajas de invertir en ETFs

Menores gastos y comisiones

Los ETFs son de gestión pasiva, por eso, tiene un bajo coste en comparación con un fondo de inversión tradicional.

Diversificación

Los ETFs proporcionarán a tu cartera una diversificación instantánea. Podrás combinar ETFs que cubran varias clases de activos, sectores y geografías.

Facilidad de compra/venta

Su operativa es muy similar a la de las acciones, por lo que cuentan con inmediatez respecto a los fondos tradicionales.

Empieza a invertir en ETFs: Invierte en lo que eres.

Conoce más
sobre ETFs

Dif Chat