Loading...

Blog

ONDE FALAMOS DE BOLSA
Home / Blog

Ventajas e inconvenientes de invertir en ETFs

Identificar oportunidades alternativas a lo más tradicional

Identificar oportunidades alternativas a lo más tradicional

En el artículo de hoy, vamos a explicar qué son los ETFs y su naturaleza como producto financiero con el fin de identificar oportunidades en el mercado que nos sirvan como alternativas a los productos más tradicionales como pueden ser las acciones en renta variable o los bonos en renta fija.

Una breve descripción

ETF son las siglas de Exchange Trade Fund. Se definen como instrumentos que se negocian como acciones, en los mercados de valores. Un ETF está compuesto de activos, como acciones o bonos, y su precio, en los mercados, es muy parecido al precio de los activos que contiene.

Podemos definir, por tanto, que un ETF combina las características de valoración de los fondos, que pueden ser comprados o vendidos al cierre de cada sesión a su valor liquidativo. Al cotizar en Bolsa, se puede comprar y vender en cualquier horario de mercado y a través de un Broker.

Las gestoras, son las encargadas de replicar fielmente la evolución del índice creado y por ello, cobrará la comisión correspondiente.

 

Tipos de ETFs

ETP (Exchange Traded Product): Están diseñados para reflejar un mercado subyacente existente, como un índice, una materia prima o divisas. Su objetivo es simplemente imitar el rendimiento del mercado subyacente y obtener un resultado similar.

ETN (Exchange Traded Note): Son instrumentos de deuda que proporciona un rendimiento basado en índices. El resultado de un ETN está basado en la evolución del subyacente, liquidez, riesgo de crédito del emisor, etc.

ETC (Exchange Traded Instrument): Son instrumentos de inversión cuyo comportamiento imita el retorno de una determinada materia prima ó índice de materias primas.

 

Ventajas de los ETFs

  • Es un fondo de inversión que replica a un índice (acciones, bonos, materias primas, sectores). Nos supone una ventaja, ya que puede integrar en un mismo producto, varios activos financieros que repliquen un sector o índice en particular.

 

  • Su precio es transparente y conocido en todo momento. El inversor puede conocer toda la información relevante del fondo relativa a precios, volúmenes negociados, composición diaria de la cartera del fondo y de la cesta de valores, valor liquidativo diario y valor liquidativo indicativo difundido a lo largo de la sesión.

 

  • El importe mínimo para comprar un ETF es reducido. Normalmente, esto supone que cualquier inversor puede acceder a ellos, sin un lote mínimo de compra.

 

  • Pueden distribuir dividendos. El gestor del ETF va recibiendo los dividendos que pagan las empresas que componen la cartera del fondo. Cada ETF establece una política de reparto de dividendos detallada en el folleto de emisión del fondo.

 

  • Los ETFs tienen la flexibilidad de una acción y la diversificación de un fondo. Permiten al pequeño inversor replicar un índice sin recurrir al uso de instrumentos derivados. Además, un inversor tiene la flexibilidad de vender su posición compradora en cualquier momento de la sesión.

 

  • Posibilidad de apalancamiento o inversiones cortas. Los ETFs dan al inversor la posibilidad de apalancarse respecto al índice e incluso invertir a la baja en el mismo, los denominados “ETFs apalancados”. Por ello, da alternativas nuevas de especulación, más relacionado con la inversión en acciones que en fondos de inversión.

 

  • Las comisiones de gestión son mucho más reducidas que las de un fondo tradicional. Esto también es un atractivo para los inversores a la hora de controlar sus costes en sus inversiones, ya que, en ocasiones, pueden marcar una gran diferencia a la hora de obtener una rentabilidad neta.

 

Inconvenientes de los ETFs

  • Los ETFs tiene una naturaleza fiscal similar a las acciones, lo que los hace menos atractivos que los Fondos de Inversión. A diferencia de los Fondos de Inversión tradicionales, las ganancias patrimoniales de los ETFs, no están sometidas a retención y el traspaso entre estos fondos en la bolsa española sí tributa (es decir, las ganancias obtenidas por los ETFs no estarían exentas hasta la desinversión definitiva en ETFs, como sí ocurre sin embargo cuando los traspasos se dan con dinero que viaja de un Fondo a otro de los tradicionales o no cotizados).

 

  • Es gravoso para pequeños importes de compra. Es aconsejable, invertir una cantidad elevada para evitar así los posibles costes de brokeraje, gastos de bolsa (custodia) y la horquilla.

 

  • Imposibilidad de operar ETFs americanos y canadienses por normativa MIFID Seguramente, éste hecho ha sido el más perjudicial para los inversores minoristas a la hora de negociar ETFs en EEUU y Canadá desde enero de 2018. Básicamente, la normativa europea exige que todo ETF vendido a un particular tenga un KID (un folleto con la información básica del producto) en el idioma del país en el que se vende, pero el problema está en que los ETFs listados en la bolsa americana no se rigen por el paraguas europeo (UCITS), sino por el estadounidense (AIFMD, Investment Alternative Investment Managers Directive) y, por tanto, los emisores de estos productos no pueden, por ley, crear este documento.