Nuestro Blog
Tipo de órdenes en el mercado

En este articulo vamos a centrarnos en el tipo de órdenes que nos permite efectuar el SIBE.

Lo primero es definir por lo tanto que es el SIBE. El SIBE es la plataforma del Sistema de Interconexión Bursátil Español, por lo tanto, es un mercado dirigido por órdenes; la información sobre las negociaciones y los precios de compra y venta en cada momento se difunden automáticamente en tiempo real.

El SIBE permite tres tipos de órdenes sobre acciones: limitadas, de mercado y por lo mejor (PLM). Existen otros tipos de órdenes que ofrecen bancos y/o brókers, que son órdenes no aceptadas por el SIBE ya que no pueden introducirse directamente al mercado, porque no están previstas en la plataforma del SIBE, por ejemplo, los stop-loss o stop-profit. Por lo tanto, las entidades que aceptan este tipo de órdenes tienen que disponer de los mecanismos necesarios para gestionarlas correctamente.

Volvamos en este caso a las órdenes aceptadas por el SIBE:

a) Limitada

En estas órdenes se establece un precio máximo para la compra y uno mínimo para la venta. Si es de compra sólo se ejecutaría la orden a un precio igual o inferior al fijado, y si es de venta a un precio igual o superior. Una orden limitada se ejecuta total o parcialmente de forma inmediata si se encuentra contrapartida a ese precio o mejor. En el supuesto de que no haya contrapartida o la contrapartida no tenga suficiente volumen, la orden queda a la espera. Esta orden es más conveniente cuando el inversor prefiere asegurar el precio y no le importa tanto la rapidez en la ejecución de dicha orden.

b) Mercado

En estas órdenes no se especifica el límite de precio, por lo que se negociará al mejor precio que ofrezca la parte contraria en el momento de la introducción de la orden. El riesgo para el inversor, por lo tanto, es que no controla el precio de la ejecución. En este caso también se puede ejecutar por partes, por ejemplo, si quieres comprar 3.000 acciones de la compañía X puede suceder que 1500 acciones se ejecuten por ejemplo a 20€ y 1000 acciones a 20.05€ y el resto por ejemplo a 20.10€. Esta situación es más habitual en valores que tienen poca liquidez. Este tipo de órdenes son más útiles para el inversor cuando está más interesado en hacer la operación que en tratar de obtener un precio más favorable.

c) Por lo mejor

Son órdenes que se introducen sin precio. La negociación se realiza al mejor precio de contrapartida en el momento en que se introducen. Si al mejor precio no hay volumen suficiente para atender la totalidad de la orden, la parte no satisfecha quedará limitada a ese precio, es decir, no podrá cruzarse a un precio más desfavorable. Por lo tanto, el inversor suele utilizar este tipo de órdenes cuando se quiere asegurar una ejecución inmediata, pero también quiere ejercer cierto control sobre el precio. Es por eso por lo que el objetivo de este tipo de órdenes es que no se ejecute a varios precios.

 

Los tres tipos de órdenes que hemos visto además pueden estar sujetas a las siguientes condiciones de ejecución, aunque están más pensadas para inversores profesionales que minoristas.

Volumen mínimo: en el momento de entrar al mercado se debe ejecutar una cantidad mínima especificada. Si no se ejecuta dicha cantidad, el sistema rechazará dicha orden.

Todo o nada: la orden se ejecutará por su totalidad o se rechazará, es decir, si quiero comprar 3000 acciones o me compra 3000 o Cero.

Ejecutar o anular: se ejecutará automáticamente la orden para la que exista contrapartida y para el resto el sistema eliminará dicha parte pendiente.

Volumen oculto: en el sistema únicamente se muestra una parte del volumen a negociar y una vez ejecutada esta parte el resto va saliendo al mercado en paquetes de igual volumen que el primero. Esta posibilidad es interesante para órdenes de gran tamaño y de esta forma no se aprecia el interés en comprar o vender una gran cantidad de acciones, por ejemplo, y se evitan movimientos adversos contra el valor.

 

Voy a efectuar un resumen lo más sencillo posible sobre los stops debido a que cada día es más frecuente la utilización de éstos, a pesar de que como hemos dicho, sea un tipo de orden no aceptada en el SIBE.

El más usado es el stop de pérdidas, que es una orden para cerrar una posición y no perder más:

En este caso, la regla mnemotécnica para los stops consiste en traducir “stop” por “peor que”.

Así, el stop del ejemplo superior es una orden de venta peor-que 112$. Es decir, se vende cuando cae por debajo de 112 $.

Pero también podemos comprar con stop, que al ser una compra “peor-que” nos permite lanzar una compra cuando se supera una resistencia. Por ejemplo:

Las 4 posibilidades por tanto son:

  1. Si lanzas un buy stop-peor-que que 110$: se compra si está por encima de 110$
  2. Un sell stop-peor-que 110$: es decir un stop-loss: se vende si está por debajo de 110$
  3. Un short stop-peor-que 110$: abres cortos si está por debajo de 110$
  4. Un cover stop-peor-que 110$: cierras la posición corta si está por encima de 110$

AVISO LEGAL: La información aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión, invitación u oferta, para llevar a cabo operación o transacción alguna. Dicha información tampoco es un reflejo de posiciones (propias o de terceros) en firme de los intervinientes en los Mercados de Valores. DIF Broker no tiene en cuenta objetivos de inversión específicos ni situaciones financieras particulares. Tampoco formulará declaración alguna ni asumirá ninguna responsabilidad derivada de la fiabilidad de la información facilitada ni de que dicha información sea completa ni en relación con las pérdidas que pudieren derivarse de las inversiones realizadas ni por la información expuesta de contenido meramente informativo. Por tanto, ésta no debe ser utilizada para la valoración de carteras o patrimonios, ni servir de base para recomendaciones de inversión. Por el carácter meramente informativo de este blog, las decisiones de inversión tomadas sobre la base de su contenido serán de exclusiva responsabilidad del inversor. Las operaciones que se efectuasen siguiendo las recomendaciones de un análisis, en particular o a título enunciativo, y las inversiones apalancadas tales como la negociación con divisa extranjera y la inversión en derivados, pueden ser muy especulativas y por lo tanto generar beneficios, pero también pérdidas. Antes de realizar una inversión o participar en una transacción, debería tener en cuenta sus circunstancias financieras y consultar a su/s asesor/es financiero/s con vistas a comprender los riesgos que conlleva y considerar si es conveniente a tenor de su situación. Todas las opiniones expresadas están sujetas a modificaciones sin previa notificación. El contenido puede mostrar la opinión personal del autor que puede no ser reflejo de la opinión de DIF Broker.
Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento.
86% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación de CFD con este proveedor.
Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.