Nuestro Blog
Qué son los Índices Bursátiles

Cómo operar con índices

Por definición, un índice bursátil es aquel índice de referencia conformado por un conjunto de valores cotizados en una bolsa de valores.

Los orígenes de los índices bursátiles proceden de finales del siglo XIX, cuando el periodista Charles H. Dow, interesado en los mercados de valores, observó que la mayoría de las empresas bajaban o subían en sus cotizaciones al mismo tiempo, por lo que decidió expresar la tendencia de los valores utilizando valores representativos.

En todos los Índices siempre existe un valor o valores que conforman el índice que tienen más peso que otros, y que, en determinadas condiciones, el movimiento de una Acción que se encuentra dentro de un Índice tiene un movimiento parejo al del Índice. Esto es lo que llamamos una correlación.

Se puede utilizar para, de un vistazo, observar la tónica general de movimientos de todas las empresas contenidas en dicho índice. Los criterios utilizados son su capitalización bursátil, así como el volumen negociado. Estos criterios van sufriendo revisiones para comprobar estos requisitos siguen cumpliéndose.

En cuanto a los CFD de Índices, existen varios tipos dentro de ellos:

  • Nacionales: Compuestos por activos de un mismo país como en España el IBEX35, por ejemplo, que contempla los 35 valores con mayor capitalización bursátil de España.

 

  • Internacionales: Compuestos por activos de uno o varios países:
    • En Europa, el EURO STOXX50, donde se encuentran los 50 valores europeos de mayor capitalización bursátil;
    • en EEUU el S&P500, el NIKKEI 225 en Japón, por mencionar algunos.

 

  • Sectoriales: Al igual que hay índices que hacen referencia a mercados nacionales o internacionales, también existen Índices de actividad, agrupando empresas de un mismo sector. Estos surgen por la necesidad de tener una referencia para medir la evolución bursátil que están teniendo las empresas respecto a su sector. En estos sectores podemos distinguir:
    • Bienes de Consumo
    • Materiales básicos para Industria y Construcción
    • Petróleo y Energía
    • Servicios de Consumo
    • Servicios Financieros e Inmobiliarios
    • Tecnología y Comunicación

 

Cómo operar índices bursátiles

Para poder operar con el índice podemos hacerlo a través de diferentes derivados financieros como son:

  • Futuros
  • ETFs
  • Opciones
  • Contratos por Diferencia (CFD)

 

Futuros financieros:

Un futuro financiero es un producto derivado que permite una operativa a Largo y Corto. Mediante éste se llega a un acuerdo para el intercambio de una cantidad del activo subyacente (en este caso, el activo subyacente al cual el Futuro replica, son los Índices). Este intercambio se producirá en una fecha futura predeterminada (Vencimiento) a un precio previamente convenido.

Futuros Mini: Tiene las mismas características que un futuro normal, pero con un rasgo diferenciador, que es el “valor del punto. Es lo que nuestra posición en futuros ganará o perderá en función si, en este caso, el Índice bursátil subyacente sube o baja.

Por mencionar ejemplos de Futuros sobre Índices tenemos el VIX (Volatility Index) Mini S&P500 ó el Nikkei 225, cada uno con su respectivo vencimiento.

ETF (Exchange Traded Fund):

El instrumento ETF es un fondo que cotiza en Bolsa, siendo, a nivel operativo, similar al que podemos encontrar en una Acción. También es posible el utilizar un ETF para poder cubrir la exposición en un mercado.

Dentro de estos Fondos cotizados, tenemos aquellos que replican a los índices bursátiles, y éstos permiten al inversor el operar más ampliamente en un mercado, pero con la similitud de operar una Acción, y teniendo el movimiento del índice al que replican (ETF), o contrario al índice que replican (ETF inverso).

Este instrumento es popular entre inversores de determinada operativa dada la amplia gama de ETF a su disposición para implementar diferentes estrategias, así como la transparencia de estos y la mayor facilidad de comprensión a la hora de operarlos, comparado con otros instrumentos financieros.

Opciones financieras:

Las Opciones financieras son instrumentos financieros que otorgan al comprador el derecho y al vendedor la obligación de realizar una transacción a determinado precio fijado de antemano y a una fecha determinada.

Referente a las Opciones sobre Índices, donde al igual que en instrumentos anteriores operaríamos sobre un sector o mercado general, podemos realizar dos tipos de estrategias, que son:

 

  • Opciones Índice CALL: Al contrario que la PUT, se le otorga al Comprador el derecho a participar en alzas del mercado por encima del precio de ejercicio hasta el vencimiento del contrato, teniendo una ganancia potencial asociada a los aumentos del índice.

 

  • Opciones Índice PUT: es aquella que otorga a un comprador el derecho de participar en descensos del índice por debajo de un precio determinado hasta el momento del vencimiento del contrato. Implica que el Comprador tiene una posible ganancia potencial en relación a la caída del índice.

 

CFD (Contract For Difference):

Los CFD son instrumentos populares para poder operar índices bursátiles, como podemos observar en nuestra propia Plataforma, que incluso contiene una lista específica de este instrumento replicando a todos los Índices disponibles para operar en dicha Plataforma.

Con los CFD sobre índices podemos observar el ritmo o sentido de la economía de una nación, no por ello teniendo que disponer todos los valores que componen un Índice para poder operar en estos países.

Aunque los Índices miden la evolución empresarial de una nación, o un sector determinado, o un activo, también existen Índices que engloban las mayores empresas de una zona económica determinada, como por ejemplo podemos localizar el Eurostoxx 50, que es el índice referente de la Eurozona, donde incluye las 50 empresas con mayor capitalización bursátil en la zona euro.

Los CFD, al tratarse de un instrumento derivado, permite el apalancamiento financiero, esto es, utilizar deuda para realizar una inversión, siendo entonces esta inversión financiada tanto con fondos propios como ajenos.

Para poder operar un CFD, y a razón de la nueva normativa de ESMA, deberemos tener presentes tanto las garantías Iniciales (necesarias disponer de ellas para la ejecución de la operación) como las de Mantenimiento (que serán la retención efectiva que se aplicará en el momento de la ejecución de la operación). Estas dos garantías pueden o no ser iguales entre sí.

En lo que se refiere a la cotización de los CFD sobre índices, estos replican el valor y movimiento real de un Índice, si bien siempre pueden existir diferencias entre ambos.

 

 

A modo de resumen esto es lo más genérico sobre los índices, siendo que en un futuro tendremos más artículos sobre índices específicos tanto europeos como de otros continentes.

AVISO LEGAL: La información aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión, invitación u oferta, para llevar a cabo operación o transacción alguna. Dicha información tampoco es un reflejo de posiciones (propias o de terceros) en firme de los intervinientes en los Mercados de Valores. DIF Broker no tiene en cuenta objetivos de inversión específicos ni situaciones financieras particulares. Tampoco formulará declaración alguna ni asumirá ninguna responsabilidad derivada de la fiabilidad de la información facilitada ni de que dicha información sea completa ni en relación con las pérdidas que pudieren derivarse de las inversiones realizadas ni por la información expuesta de contenido meramente informativo. Por tanto, ésta no debe ser utilizada para la valoración de carteras o patrimonios, ni servir de base para recomendaciones de inversión. Por el carácter meramente informativo de este blog, las decisiones de inversión tomadas sobre la base de su contenido serán de exclusiva responsabilidad del inversor. Las operaciones que se efectuasen siguiendo las recomendaciones de un análisis, en particular o a título enunciativo, y las inversiones apalancadas tales como la negociación con divisa extranjera y la inversión en derivados, pueden ser muy especulativas y por lo tanto generar beneficios, pero también pérdidas. Antes de realizar una inversión o participar en una transacción, debería tener en cuenta sus circunstancias financieras y consultar a su/s asesor/es financiero/s con vistas a comprender los riesgos que conlleva y considerar si es conveniente a tenor de su situación. Todas las opiniones expresadas están sujetas a modificaciones sin previa notificación. El contenido puede mostrar la opinión personal del autor que puede no ser reflejo de la opinión de DIF Broker.
* Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 89% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.