Loading...

Blog

ONDE FALAMOS DE BOLSA
Home / Blog

¿Preparados para el 2019?

Se avecinan tiempos difíciles

 

Se avecinan tiempos difíciles

 

Se espera que las tasas de interés en los Estados Unidos lleguen hasta el 3% en 2019, haciendo que la carga de la deuda sea insostenible, porque los gastos en intereses se dispararán.

 

El mes de octubre estuvo marcado por caídas fuertes en los mercados de acciones, las peores desde el Brexit, dejando a muchos inversores preguntándose sobre una corrección seria en los mercados.

En Europa, el tema que ronda el presupuesto italiano ha creado inseguridades en cuanto a la evolución de la economía europea, porque ha creado inestabilidad e inseguridad en los mercados. También hay que añadir el hecho de que aún no existe un acuerdo sobre el Brexit, lo que por si solo es el culmen de la incapacidad política de proponer a sus ciudadanos soluciones que, en verdad, no están capacitados para tomar o implementar. El desconocimiento es incomprensible cuando quedan menos de 6 meses para la salida del Reino de la Unión.

En China, el crecimiento económico continúa desacelerando e impactando en todas las economías mundiales, comenzando por las emergentes. Impulsada por la creación de deuda, China está en los brazos de una guerra comercial con los Estados Unidos, y tendrá dificultades para continuar creciendo a un ritmo que no le ponga en causa sus finanzas públicas y reserva de divisas.

La burbuja inmobiliaria parece que ha reventado en Canadá y en Australia. La subida de los tipos de interés, las restricciones a la salida de capitales de China, principal comprador, y el elevado precio del sector inmobiliario también está empezando a impactar en estos países. Los mercados emergentes, endeudados en dólares americanos y crisis internas, perderán la capacidad de liderar una eventual recuperación de la economía mundial.

Por último, los Estados Unidos volverán a los déficits billonarios en 2019, con el Tesoro americano teniendo que emitir 425 mil millones de dólares de deuda en este trimestre, es decir, el equivalente a dos años de PIB portugués. Por otro lado, la subida de tasas de interés en los EE. UU. Que llegará al 3% en 2019, hace que la carga de deuda sea insostenible, ya que los gastos de intereses se dispararán. Ahora entendemos la razón de las críticas de Trump al presidente de la Reserva Federal, Jeremy Powell. Por un lado, Trump aumenta la deuda por la vía de los estímulos fiscales, pero por otro, los americanos y el propio gobierno tienen que gastar más recursos con los intereses de la deuda.

 

En este mundo de absoluta incertidumbre, y de tiempos difíciles, solo sabemos que las empresas americanas van a recomprar más de un billón de acciones propias en 2018, reinvirtiendo de esta manera sus resultados en su propia valoración. El mes de octubre, por ser un mes de presentación de resultados, es también el mes de “blackout” o “apagón”, es decir, las empresas se tienen que abstener de comprar acciones propias durante el periodo de presentación de resultados.

Se tiene la expectativa de que, hasta final de año, con el regreso de las compras de las empresas y si Trump ayuda con un acuerdo “estupendo” con China, la alegría regrese a la mirada de los inversores que continúan invirtiendo en la subida de los mercados.