Loading...

Blog

DONDE HABLAMOS DE LA BOLSA
Home / Blog

Bolsa de Valores de América del Norte: Verdades financieras incómodas

El destino de la economía mundial depende totalmente de la economía norteamericana, que a su vez, es totalmente dependiente de los mercados de capitales, cuya apreciación depende de aproximadamente 50 empresas, ¡la mitad de las cuales nunca han presentado resultados positivos!

Esta fue una declaración de Paul Volker, ex presidente de la Reserva Federal (FED), el banco central estadounidense, en 2004.

Paul Volker ha fallecido, pero su razonamiento sigue siendo actual, con un pequeño cambio: el destino de la economía mundial depende totalmente de la economía norteamericana, que a su vez, depende totalmente del mercado de capitales, cuya apreciación es dependiente de 5 empresas, dos de las cuales nunca han mostrado resultados – Netflix y Amazon, esta última ha mostrado resultados casi insignificantes, a la vista de la facturación.

La economía tiene ciclos que son estudiados por académicos y conocidos por todos gracias a los políticos y los medios de comunicación.

Estos son los ciclos de expansión económica y recesión, los que son de dominio público, pero hay otros, tan habituales y arraigados en las tradiciones, que ni siquiera se consideran como tales, como los ciclos estacionales ligados a las estaciones y que son utilizados por los agricultores en su trabajo.

El mercado de capitales, además de los mencionados, tiene sus propios ciclos y es quizás el ámbito en el que más se analizan.

La pregunta que muchos se harán es:

Entonces, ¿se puede predecir el ciclo económico con la ayuda del mercado?

La respuesta es: no, no puedes.

Lo que mueve los mercados es el flujo de capitales. Las condiciones para este flujo de capital pueden estar relacionadas con impuestos, tipos de cambio, tipos de interés, condiciones de empleo, pero desde la crisis de 2008, lo que ha estado moviendo los mercados son esencialmente los Bancos Centrales, ¡nadie más!

Quizás hace 35 años, el capital se movía en el 90% de los casos por razones comerciales, solo el 10% por motivos de inversión.

Hace 15 años era exactamente lo contrario, el 90% provenía de operaciones de inversión. Desde entonces, el papel de los bancos centrales es fundamental, porque representan al mercado en la práctica, con sus intervenciones directas e indirectas; por ejemplo, el BCE tiene un balance que ya representa el 60% del PIB de la Eurozona y esta intervención se realiza exclusivamente en los mercados de capitales, en particular en el mercado de deuda, mediante la compra interminable de bonos emitidos por los estados de la Eurozona.

Como consecuencia, los precios comenzaron a distorsionarse.

En el estudio de los ciclos, 2020 debe considerarse un año de transición, con un aumento de la volatilidad y la intensidad acentuada por las medidas de respuesta a la crisis del Covid-19. Esto ha sido confirmado.

Las elecciones en Estados Unidos tienen un ciclo político, indexado al ciclo presidencial. A su vez, el ciclo político siempre ha sido uno con el ciclo económico.

Ahora tratamos de asociar este ciclo económico con el desempeño del mercado de capitales. Este ciclo presidencial debe terminar como suele, con una recuperación de la economía y la bolsa en el último año del mandato.

En este sentido, la FED está haciendo todo lo posible para que esto vuelva a suceder, usando MMT – teoría monetaria moderna – y permitiendo que el gobierno emita más y más deuda que la FED compra, utilizando dinero creado de la nada … por la FED.

Se deben considerar varios aspectos para una correcta evaluación del ciclo económico.

Estados Unidos, que debería estar al comienzo de una subida de tipos de interés, tiene sus tipos mantenidos por la FED en mínimos históricos.

El 19/11/2004, Alan Greenspan, presidente de la FED, había declarado en un discurso que la subida de tipos ya se había publicitado lo suficiente como para que cualquiera que no estuviera preparado y protegido para esta eventualidad seguramente quiera perder dinero.

El caso es que las tasas no solo no han subido, sino que 16 años después, ya no están en condiciones de volver a subir con el extraordinario volumen de deuda existente. La FED es ahora una herramienta indispensable para que el gobierno de los Estados Unidos financie su presupuesto, el único comprador de sus obligaciones.

El cierre de la economía con la llegada de Covid está dando lugar a prácticas gubernamentales que pueden entenderse como un gobierno totalitario, o al menos ilimitado, con la severa limitación de las libertades.

Finalmente, el conflicto latente con China claramente parece ser un momento de transición mucho más profundo que la alternancia política o la concreción de políticas económicas con impacto local.

Este es un primer intento de reemplazar la superpotencia económica de Estados Unidos, el motor de la economía mundial hasta ahora, por otra u otras superpotencias.

Tradicionalmente, el estatus de superpotencia siempre se ha asociado con una moneda fuerte y, en este contexto, se debe seguir de cerca el comportamiento de la moneda estadounidense, así como de los metales preciosos. Este hecho es una valiosa ayuda para una mejor visión del futuro.

El paradigma de nuevas políticas como el MMT (nueva teoría monetaria), o la renta mínima garantizada, es sintomático del cambio de mentalidad y la necesidad de encontrar un proceso de cambio que se adapte mejor a la sociedad.

Esta es una clara señal de que la retórica política tendrá que enfrentar cambios radicales en los próximos años para evitar conflictos sociales, pero por ahora, la percepción de la mayoría de las personas es que su riesgo está limitado por la protección que les brindan los políticos y bancos centrales, con la llegada regular de cheques o subsidios, o con default y otras medidas paliativas que solo empujan el problema hacia el futuro.

Lo cierto es que hoy en día todavía se habla de la necesidad económica de los consumidores y de su nivel de consumo, pero la realidad es que en este contexto y en esta realidad, la necesidad real es el ahorro.

Las medidas que se están tomando, en esencia, no se diferencian de las medidas ya realizadas en Argentina, Venezuela o Zimbabwe y que, como se sabe, terminaron por traer miseria a las poblaciones.

La necesidad de ahorro se debe a que, en condiciones normales, los gobiernos no obtendrían el dinero que necesitan sin aumentar los impuestos o captar ahorros emitiendo deuda a tasas de interés en un mercado libre, algo que actualmente no existe.

Esperemos que los políticos tengan la visión estratégica para no tener que ser demagogos y prepararse para un nuevo sistema monetario.

Se espera que los mercados financieros se contraigan a nivel mundial en los próximos años, pero los bancos centrales se lo impiden. El flujo de capital no es posible con los bancos centrales que siempre están creando dinero.

La gran euforia en el mercado de capitales se da cuando hay una gran concentración de capital en un sector determinado, cuando este capital se mueve también hay generalmente grandes desplomes.

Lo mismo ocurre con las economías, cuando el capital se mueve de una economía a otra. Este es el equilibrio que buscan mantener los Bancos Centrales.

El destino de la economía mundial dependerá de la economía global, que a su vez dependerá totalmente del mercado de capitales y cuya apreciación dependerá de aproximadamente 5 nuevas empresas.


Para atender y contestar las solicitudes recibidas necesitamos tratar tus datos personales. Más información sobre el tratamiento de tus datos y tus derechos Aquí.