Nuestro Blog
Análisis de informes financieros

 

Ratios de liquidez, actividad y Solvencia

 

A la hora de realizar un análisis de informes financieros hay muchas cosas a analizar, como las ventas o los tipos de márgenes. En este análisis de informes financieros nos vamos a enfocar en los ratios del balance para evaluar la liquidez, los niveles de actividad y la solvencia de una compañía.

 

Ratios de Liquidez

Aunque una empresa genere tasas de crecimiento altas y tenga ganancias, es importante también analizar la capacidad que tiene para enfrentar las necesidades de liquidez del negocio a corto plazo. Durante la crisis financiera global en 2008, muchas compañías fundamentalmente sólidas tuvieron que enfrentarse a problemas debido justo a estas dificultades de liquidez.

Por poner un ejemplo, la empresa General Electric (GE), financiaba una buena parte de sus necesidades de capital con títulos de deuda a corto plazo. Cuando el mercado de deuda de corto plazo se congeló debido al estallido de la crisis financiera global, la compañía se encontró con muchas dificultades para acceder a los fondos que necesitaba. Algunos analistas consideran que hoy en día se podría cuestionar de nuevo la liquidez de la compañía, y las acciones de General Electric han caído un 57% en el último año.

 

Se puede utilizar un ratio muy claro al respecto, es el ratio rápido. Este ratio se puede calcular tomando los activos corrientes netos de inventario sobre los pasivos corrientes. El ratio lo que nos muestra es la capacidad que tiene una compañía de hacer frente a las deudas de corto plazo, en baso a los activos corrientes como las cuentas en efectivo, las inversiones líquidas y las deudas por cobrar.

 

  • Ratio rápido = (Activos corrientes – inventario ) / pasivos corrientes.

 

Un ratio aún más exigente es el ratio de cash, el cual tiene como referencia el dinero en efectivo más las inversiones líquidas en comparación con el pasivo corriente. Cuando el ratio de cash es alto, indica que la empresa puede afrontar una buena parte de sus deudas corrientes en base a sus reservas de efectivo e inversiones. Por lo tanto, claramente es sana en términos de reducir el riesgo de liquidez.

 

  • Ratio Cash: (cash + inversiones líquidas) / pasivos corrientes

 

Ratios de actividad

Los indicadores de actividad miden qué tan eficiente es una empresa en términos de convertir sus activos en ventas o en dinero efectivo. Es decir, nos dan una idea sobre la calidad del negocio y su equipo de gestión.

El ratio más importante en este sentido es el ciclo de conversión de caja. Este indicador se obtiene en base a otros tres indicadores, y nos indica la cantidad de días durante los cuales el dinero de la compañía se encuentra involucrado en el proceso de producción y ventas, así como los beneficios que la compañía tiene con los pagos a los proveedores. Cuanto más corto es el ciclo de conversión de efectivo, más líquido es el negocio, y mejor es la posición del capital de trabajo de la compañía.

El ciclo de conversión de caja se obtiene en base a 3 otros indicadores: días de inventario, días de ventas y días de cuentas a pagar.

Los días de ventas pendientes miden en promedio cuántos días tarda la compañía en cobrar el dinero de sus ventas. Días de inventario es una estimación de cuánto tiempo tarda la empresa en transformar el inventario en ventas. Días de cuentas a pagar mide la cantidad de días que la empresa tarda en pagarle a sus proveedores.

El ciclo de conversión de caja se obtiene por lo tanto sumando los dos primeros ítens y restando el tercero.

 

  • Ciclo de conversión de caja: días de venta + días de inventario – días de cuentas a pagar.

 

Ratios de solvencia

Los ratios de solvencia nos enseñan la capacidad que tiene una compañía para hacer frente a los niveles de endeudamiento. Es importante siempre comprar los ratios de solvencia con los de otras compañías de la misma industria, porque diferentes industrias varían sensiblemente los niveles de deuda que se consideran adecuadas.

En este sentido, es importante evaluar la evolución de los ratios de solvencia a lo largo del tiempo, porque es muy diferente un ratio de deuda alto y en alza que un ratio de deuda elevado pero que tiende a la baja con el tiempo.

Un ratio bastante usado es el del endeudamiento de largo plazo sobre el patrimonio neto, el  cual simplemente se obtiene dividiendo estas dos variables. En esencia, este indicador no muestra el peso relativo de la deuda del negocio frente al valor del capital de los accionistas. Cuanto más elevado es el ratio, menor es la fortaleza financiera de la compañía y viceversa.

 

  • Ratio de deuda de largo plazo= Deuda de Largo plazo / Patrimonio Neto

 

También es importante analizar el perfil de vencimiento de la deuda de una compañía. Una cantidad determinada de deuda con un vencimiento de 10 años de plazo tal vez no es un problema, si esa deuda vence en menos de un año, entonces puede representar un riesgo mucho más importante para la empresa.

Para analizar esto podemos evaluar el ratio de deuda de corto plazo, que mide el porcentaje de la deuda total de la compañía con un vencimiento de corto plazo, es decir, de menos de un año.

 

  • Ratio de deuda de corto plazo = Deuda de corto plazo / Deuda total

 

Estos indicadores pueden ser muy ilustrativos y útiles para analizar un negocio utilizando muchas de las variables financieras más importantes. La clave está siempre en analizar los números dentro del contexto pertinente, y utilizando una perspectiva dinámica, evaluando la estrategia de gestión de la empresa, el contexto de la industria y los posibles escenarios futuros.

AVISO LEGAL: La información aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión, invitación u oferta, para llevar a cabo operación o transacción alguna. Dicha información tampoco es un reflejo de posiciones (propias o de terceros) en firme de los intervinientes en los Mercados de Valores. DIF Broker no tiene en cuenta objetivos de inversión específicos ni situaciones financieras particulares. Tampoco formulará declaración alguna ni asumirá ninguna responsabilidad derivada de la fiabilidad de la información facilitada ni de que dicha información sea completa ni en relación con las pérdidas que pudieren derivarse de las inversiones realizadas ni por la información expuesta de contenido meramente informativo. Por tanto, ésta no debe ser utilizada para la valoración de carteras o patrimonios, ni servir de base para recomendaciones de inversión. Por el carácter meramente informativo de este blog, las decisiones de inversión tomadas sobre la base de su contenido serán de exclusiva responsabilidad del inversor. Las operaciones que se efectuasen siguiendo las recomendaciones de un análisis, en particular o a título enunciativo, y las inversiones apalancadas tales como la negociación con divisa extranjera y la inversión en derivados, pueden ser muy especulativas y por lo tanto generar beneficios, pero también pérdidas. Antes de realizar una inversión o participar en una transacción, debería tener en cuenta sus circunstancias financieras y consultar a su/s asesor/es financiero/s con vistas a comprender los riesgos que conlleva y considerar si es conveniente a tenor de su situación. Todas las opiniones expresadas están sujetas a modificaciones sin previa notificación. El contenido puede mostrar la opinión personal del autor que puede no ser reflejo de la opinión de DIF Broker.
Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento.
86% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la negociación de CFD con este proveedor.
Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.