A DIFFERENT INSIGHT

El proyecto global de todas las unidades internacionales de Dif, que amplia nuestro compromiso en compartir el conocimiento y las tendencias de los mercados.

Market Insights / Market Learning

Análisis de las mejores prácticas para la selección de la cartera

 

Antes de que la "inversión de factores" se volviera un concepto común dentro de la comunidad financiera, los asesores ya utilizaban estos dos factores principales para la cartera de los clientes: Growth y Value. Se basaban en la capitalización, o alguna forma de rotación, pero poco más, no tenían acceso a muchos de los procesos de selección de valores que están disponibles actualmente. Esto ha cambiado especialmente durante la última década, donde estos métodos han aumentado significativamente, en gran parte, por la proliferación de fondos negociados en bolsa.  El término "factor" es amplio y hay un debate sano sobre qué debería incluirse exactamente en esa categoría. Podría decirse que cualquier estrategia de indexación en la que los valores se elijan sistemáticamente en función de atributos medibles con el objetivo de producir rendimientos superiores sobre la clase de activos, como un todo, calificaría.  Aun así, es un mundo grande y una definición bastante vaga, pero podemos aceptar que va más allá del "crecimiento" y el "valor". 

Entre los otros factores comunes que son accesibles dentro de un ETF, hoy se encuentran las estrategias Momentum, Low Volatility, Quality, Dividend Achiever y BuyBack Achiever. Todos estos factores están diseñados para identificar un determinado tema de inversión dentro del mercado y asignarlo sistemáticamente a ese tema.  Por ejemplo, la tabla a continuación utiliza el ETF PDP Momentum PowerShares DWA como sustituto para el factor "Momentum".  PDP es un fondo diseñado para poseer las 100 acciones que exhiben el mejor impulso (fuerza relativa) de un universo de aproximadamente 1000 nombres.  Por otro lado, el factor "Low Volatility" está representado por el ETF SPLV Low Volatility PowerShares S&P 500, un fondo que busca la exposición a las 100 acciones con volatilidad más baja del S&P 500.  Con el tiempo, casi todos los factores examinados ofrecen un mejor rendimiento que el índice de referencia, el ETF SPY SPDR S&P 500. Sin embargo, ningún ETF de un solo factor ha tenido el mejor rendimiento todos los años, o incluso la mayor parte de los años... ni ningún ETF de un factor ha tenido el peor rendimiento todos los años o la mayor parte de los años. 

Observaciones del factor retorno (acciones de EE.UU.):

  • Durante el período de estudio, el factor de crecimiento (representado por el ETF RPG Pure Growth Guggenheim S&P 500) ha sido el que mejor comportamiento tuvo en las dos ocasiones…recientemente, el año pasado 2017
  • Los factores Low Volatility y Value, cada uno, fue en cuatro años el factor con mejor rendimiento, pero estos dos factores también se combinaron en seis de los diez peores retornos en un solo año.
  • BuyBack aún no ha sido ni el mejor ni el peor en el año. Pero desde 2006 es el segundo con mejor desempeño en general. 
  • Momentum solo ha sido el factor de mejor rendimiento una vez, en 2007, y el de peor desempeño también una vez, en 2016.  Fue el segundo mejor factor tres veces, inclusive en 2017, y en general, Momentum es el tercer factor con mejor rendimiento desde 2006. 

 

Cómo utilizo la información para construir una Cartera alrededor.

Nuestro objetivo con la investigación anterior es mostrar la gama de factores disponibles, pero también la efectividad de una aplicación disciplinada de dichos factores a lo largo del tiempo. No obstante, también queremos promover un “buen comportamiento” (Good behaviour), o la Mejor Practica (Best Practice), en lo que respecta a cualquier proceso o producto de inversión. Tal vez sea esta la observación más importante sobre los datos anteriores: Hemos mostrado los resultados generados por algunos de los comportamientos comunes utilizando el mismo universo inversor y los resultados varían drásticamente. Están los resultados de Comprar y Mantener (Buy and Hold), que muestran el Crecimiento  como el mejor desempeño, pero sabemos lo que viene con un compromiso de “Comprar y Mantener” (Buy and Hold) comprometido sólo con el Crecimiento. Si bien no se puede ver arriba, entre los años 2000-2002 hubo muchas dificultades para ese factor, de hecho, más difícil de los que muchos pudieron soportar. Otro enfoque que mostramos es simplemente el igualar el peso de los siete factores individuales de una cartera, y reequilibrar dicha cartera una vez al año. No obstante, también analizamos el hipotético comportamiento de comprar el factor de mejor rendimiento del año anterior y mantener ese factor para todo el próximo año. Para nuestros propósitos llamamos a esto el Portfolio “de Retorno” (Return Chasing Portfolio), y aunque ningún Gestor de Carteras se vende exactamente de esa manera, es un sesgo emocional que se infiltra en la psique de muchos inversores.

Esta cartera de "Return Chasing" seguiría al inversor que considera que la estrategia dividendo fue el factor de mejor rendimiento en 2016; y luego tendría únicamente ese resultado para 2017.  Y el resultado fue que la cartera terminó siendo la que tuvo el peor resultado en ese año, lo que podría verse simplemente como mala suerte, pero cuando observamos ese comportamiento aplicado a todo el estudio, vemos que va un poco más allá.  Los factores en sí mismos no son el problema, ya que la mayoría crea un alfa sustancial en relación con el mercado.  Sin embargo, el mal comportamiento puede generar malos rendimientos con buenos productos y perseguir constantemente el mejor desempeño del año anterior es un ejemplo de mal comportamiento.  El otro lado de eso es la oportunidad que se perdió al capitular sobre un factor sólido basado en un mal año, esta también es un medio para resultados por debajo del promedio.  

El coste de oportunidad se cuantifica dentro de nuestro enfoque "Contrarian", que hipotéticamente compra el factor de peor comportamiento de cada año y lo mantiene para el año siguiente.  La cartera "Contrarian Switching" muestra qué se pierde cuando un inversor deja de lado un factor por tener un año malo, y esta estrategia superó los referenciales y cada factor individual durante el período de estudio.   Una buena acción puede convertirse en una mala acción y puede seguir siendo una mala acción durante mucho tiempo.  Un buen factor es mucho menos probable que tenga estos problemas.  Un buen factor debería tener un proceso de eliminación sistemática de las malas acciones en algún momento y debería volverse con buen resultado.  Cada factor ilustrado anteriormente está disponible a través de un ETF, o ETF múltiples, porque han sido analizados a través de investigaciones y aplicaciones de administración de carteras reales, lo que brinda cierta confianza de que los períodos de bajo rendimiento no deberían convertirse en un continuo rendimiento bajo.

A la luz de esto, los años rezagados para un buen factor de inversión han sido comúnmente puntos de entrada mejores que el promedio.  En 2016, el Momentum tuvo un avance brusco, que fue la primera vez que tuvo el peor rendimiento entre estos factores.  En 2017, este factor volvió a estar a favor, lo que ocurre muy comúnmente al analizar la naturaleza de los mismos.   El sistema que dio el peor resultado el año pasado (como se ve arriba) fue el factor "Dividend", que representamos con una cartera PEY de Dividend Achiever que se pondera en función del rendimiento.  Los rendimientos a largo plazo de este fondo están fuertemente ponderados hacia los dividendos, por lo que la rentabilidad del precio del fondo es tal vez menos representativa del resultado que otros productos basados ​​en factores.  Cada estrategia de inversión ya sea de inversión en valor, inversión en crecimiento, seguimiento de tendencia o centrada en dividendos, pasa por períodos de bajo rendimiento, e impulso o fuerza relativa (RS), no hay diferencias.  No podemos controlar esos períodos ni predecirlos con precisión en el tiempo.  Sin embargo, podemos controlar nuestra reacción ante lo que ocurre cuando un factor que empleamos no está de moda, y esperamos que este artículo proporcione alguna guía útil sobre qué constituye un buen comportamiento en esos momentos y qué no lo hace.

 

 

Contacto

Para más información de cómo tener acceso por favor contacte con nosotros: info@difbroker.com o llame al +34 91 354 08 38